EconomíaLocales

San Carlos: El pueblo vallista es el primero en adoptar una cuasimoneda ¿Es conveniente o no?

En pocos días sale a la calle la primer cuasimoneda de un municipio en Salta. El intendente, Héctor Vargas, anunció que la semana que viene comenzará a circular en el municipio de San Carlos el "bono sancarleño".  

SALTA-SAN CARLOS.- El intendente Héctor Vargas, anunció que la semana que viene comenzará a circular en el municipio de San Carlos el «bono sancarleño», de circulación interna y que tiene como respaldo $300.000 de la ayuda social municipal.

«El bono nació con la idea de reactivar la economía municipal. La mayoría de la gente cuando tiene dinero se va a comprar a Cafayate que está a 23 kilómetros. La idea es que el poco circulante de dinero que hay quede en San Carlos», describió Vargas en dialogo con Nuevo Diario.

«En la Municipalidad, todos los días estamos dando ayuda a los vecinos que necesitan una manito, entonces en vez de darle el efectivo le vamos a dar los bonos para que compren en los comercios de San Carlos», señaló el jefe comunal.

Ventajas de un bono regional

Con la emisión de cuasimonedas se podría compensar la caída en recaudación y los mayores gastos en algunas áreas, permitiendo además adaptar mejor la emisión a las necesidades de cada jurisdicción.

Las cuasimonedas otorgan mayor autonomía a las provincias respecto de la alternativa de recibir ayudas directas de la provincia, porque si el gobierno no distribuye la asistencia con criterios objetivos, se daría lugar a que algunos distritos decidan emitir cuasimonedas, pues considerarían que fueron políticamente discriminados.

Desventajas

Los «contras» son más, pues echar mano de esa alternativa no es buena idea. En 2001, cuando varias provincias las emitían, regía la ley de convertibilidad, que restringía la emisión de pesos al Banco Central. Ahora no existen esas limitaciones, más que las que impone la realidad a través del aumento en la tasa de inflación, que está otra vez en alza. Por ende, no se justifica la emisión de cuasimonedas, según algunos economistas.

En términos reales debería la Nación asistir con mayores transferencias a las provincias durante los meses de mayor caída en la recaudación, financiado con mayor emisión sin discriminar; si el problema económico por la pandemia resulta transitorio, conviene que la emisión la haga el Banco Central, ya que las cuasimonedas llevan tiempo para ser aprobadas, diseñadas y emitidas.

El riesgo es que, una vez superado el pico del problema, los distritos las quieran mantener.

De todas maneras, la emisión de cuasimonedas en la situación actual se está evaluando como la salida más rápida y sostenible para paliar la emergencia.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar