Locales

¿Urtubey hizo la “Gran Belgrano”?: Quedó tierra arrasada

SALTA-POR JUAN IGNACIO ESCRIVÁ.- La historia cuenta que el General Manuel Belgrano decidió que el pueblo jujeño abandonara sus tierras dejando a su paso “tierra arrasada” para que el que venía detrás no encontrara nada.

Algo parecido parece haber ocurrido luego del paso de las huestes “U” porque “el que vino detrás”, Gustavo Sáenz no encontró tampoco nada sustentable en que apoyar el inicio de su gobierno. Por lo menos Belgrano no le dejó muertos propios a los realistas como ocurrió con la gestión pasada que dejó como bomba con espoleta de retardo una cantidad de niños que comenzaron a fallecer a causa del abandono sistemático de más de una década de jauja con el presupuesto provincial.

En términos poco ortodoxos, el diputado provincial, Daniel Sansone, acaba de afirmar que los del éxodo “U”, partieron luego “Chorearse 5.000 millones de pesos”. No es poca cosa, ni el monto del abigeato producido –por llamarlo jocosamente de alguna manera-, ni tampoco que sea un diputado quien manifieste tal cosa en el propio Recinto de la Cámara.

Otro que cayó en la volteada es el ex Ministro de la Primera Infancia, Carlos Abeleira, un ex manejador de dineros durante la Gestión de Miguel Isa en la Municipalidad de la Capital, capitoste de un grupete de Espartanos que sitiaron a Salta como a la Troya de Príamo,  al parecer con fines inconfesables.

Cuestión es que el dicho Abeleira habría llegado a contar con un presupuesto de 40 millones de dólares pero los chicos no tuvieron ni una curita a su alcance, entonces se inició el juego del Gran Bonete: ¿Yo señor? ¡No señor!

Pero alguien tiene que responder además por el vapuleado Fondo de Reparación Histórico manejado por el jurisconsulto Rodolfo Urtubey, alias “El Tolo”, quien partió al Senado Nacional disfrazado de Pilatos y lavándose las manos.

A la ristra de desmanejos de la función “U”, Sansone agregó que “nos robaron el mercado municipal de Orán, la terminal de Morillo, la planta de líquidos cloacales de Pichanal, la planta de líquidos cloacales de Santa Victoria que se ejecutó el 21 por ciento y se le pagó a la empresa el 50 por ciento, la planta purificadora de Irigoyen”.

Las aguas quedaron turbias

El denunciante Sansone chapoteó en el agua salpicando al propio Lucio Paz Posse –alias Pino-, quien al parecer “no dejó maquinarias ni herramientas pero el directorio tenían tarjeta OSDE y tarjeta corporativa para viajar”… olvidó decir Sansone que Paz Posse también dejó una ciudad empapelada con su efigie sin que nadie supiera al final para qué.

Sansone instó a que los muchachos del Recinto investiguen estos arrebatos –de arrebatar- porque sino serían cómplices del saqueo.

Ante tamaña denuncia y tan abultado paquete de desmanejos, hubiera correspondido que algún fiscal obrara de oficio, aunque más no sea como “notitia criminis”.

Pero claro, parece que el General Urtubey tiene algunos edecanes en la Corte. Va a estar complicado probar que falta siquiera una cucharilla de la confitería del Grand Bourg.-

 

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar