ArtículosLocales

8 de Julio de 1884: Se sancionaba la Ley de Educación 1420

La Ley era el resultado de una Reforma Educativa que modeló un país para más de un siglo. Surgió de un gran debate dado durante el Congreso Pedagógico Internacional de 1882.

SALTA-POR ERNESTO BISCEGLIA.- Antes crisis profundas los países reformularon su historia desde una Reforma Educativa. Así sucedió con la Argentina de fines del siglo XIX donde la mixtura entre criollos e inmigrantes exigía modelar un nuevo paradigma social.

Para eso se convocó a un Congreso Pedagógico Internacional que tuvo una importante participación de la opinión pública en los debates que siguió con sumo interés el proceso a través de la prensa.

Los autores de la época definieron a ese Congreso como “un acto fundacional de la instrucción pública y gratuita”, en el cual se proclamó “la universalidad de la educación (..) y constituyó un importante paso hacia adelante”.

La situación de la época

El cuadro no era alentador por aquel entonces, apenas una séptima parte de los niños argentinos concurría regularmente a la escuela y la convivencia en las aulas con hijos de inmigrantes había planteado el problema del idioma pues un gran porcentaje de los alumnos no tenía un nivel adecuado de español o directamente ninguno.

Tampoco había una conciencia sobre la urgencia de la escolarización, los padres privilegiaban que los hijos trabajaran antes de que asistieran a la escuela. Los índices de pobreza altos en algunos lugares conspiraban contra una buena educación.

Las mismas escuelas adolecían de un marco normativo que las regulara, no había suficientes edificios y los existentes no alcanzaban a satisfacer las comodidades mínimas. Faltaban docentes y entre los que había muchos no tenían el nivel que exigía la hora.

Una crónica de la época señala: “Faltaban muchas cosas -maestros, escuelas, reglamentos- pero sí había entusiasmo y convicción en el poder de la educación.”

La tensión política en la educación

Dos grandes corrientes se enfrentaron a la hora de definir la futura educación nacional: los liberales de inspiración revolucionaria, agnósticos y ateos bregaban por una escuela pública, gratuita y laica. Por otro lado los que defendían la presencia del dogma católico en la educación como fundamento de la enseñanza.

Era un momento político que reclamaba un cambio para la construcción de un campo pedagógico. Más allá de las diferencias de miradas apareció la idea de una escuela pública integradora, lo que se llamaría inclusiva, porque estaba en el pensamiento la idea de que todos debían formar parte de una comunidad política.

De aquellos debates surgió vencedora la posición que defendía la escuela obligatoria, antidoctrinaria, universal y gratuita.

En ese marco, bajo la presidencia de Julio Argentino Roca, el 8 de Julio de 1884 se sancionó la Ley 1420, de inspiración en el pensamiento de Domingo Faustino Sarmiento que estuvo orientada a “educar al pueblo”.

La necesidad de una Reforma Educativa hoy

La situación a que ha llevado la crisis sanitaria derivada de la pandemia de COVID-19 que ya ha cambiado la concepción de los hombres posmodernos y abrió un nuevo escenario social requiere de pensar en una provincia para veinte años hacia adelante o más.

Sólo pensando en una educación pospandemia se podrá aspirar a resultados sociales más generosos, pero volver a llenar aulas con docentes y alumnos que ya tiene conciencia de la modificación de los tiempos y con viejos problemas será asegurar para el corto plazo un fracaso estrepitoso de la política y de la sociedad.-

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar