Nacionales

Copamiento, secuestro y robo de armas y municiones: En el gobierno K se recrea la historia más negra del país.

Tres delincuentes encapuchados coparon una planta transmisora y receptora de la Prefectura Naval Argentina (P.N.A.) y, luego de atar a 3 miembros de esa fuerza de seguridad, robaron armas de fuego, chalecos y numerosas municiones.

ARGENTINA-POR REDACCIÓN.- Durante el gobierno de Carlos Menem se llegó a volar la Fábrica Militar de Córdoba y se comprobó que ese gobierno estuvo implicado en el tráfico ilegal de armas. Pero durante la última etapa del kirchnerismo se produjeron robos al estilo comando como los que ejecutaban Montoneros y el ERP en los años setenta. Curiosamente, este tipo de hechos no se dieron bajo el gobierno de Mauricio Macri.

Se llegó a la audacia de robarse un misil bajo el mandato de Agustín Rossi como ministro de defensa, cargo que hoy repite… y donde vuelven a robarse material bélico.

Calificados voceros de la Justicia Federal revelaron que tres individuos con capuchas y armados irrumpieron en la sede de la plantas transmisora y receptora que la Prefectura tiene en el kilómetro 24,500 de la Autopista Teniente General Pablo Riccheri, ocasión en la que redujeron y ataron a 3 efectivos de esa institución, que fueron identificados como el cabo 1° Rodrigo Nicolás Acuña, y los ayudantes de tercera Gustavo Exequiel Echavarría y Guillermo Javier Cardozo.

Los delincuentes robaron pistolas 9 mm, varios cargadores, munición a granel y una escopeta Benelli 12.70 que se hallaba cargada con 50 cartuchos (25 de ellos antitumulto) y chalecos antibalas.

Según agregaron los informantes, en el lugar hay instaladas un domo y 3 cámaras de vigilancia, que se asegura que no habrían obtenido grabaciones.

Se repite el mismo “modus operandi” conque comenzaron los grupos terroristas su abastecimiento logístico militar. Estos operativos comienzan justo en el momento en que el presidente Alberto Fernández comienza a ver minado su poder frente al avance de La Cámpora y de los esbirros de Cristina Fernández.

Cualquier parecido con la realidad no sería una coincidencia.-

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar