Nacionales

Sobre la solitaria muerte de Belgrano: La Carte de la «Gaucha de Morón»

Francisco de Paula Castañeda, conocido como "El Gauchipolítico", fue un religioso franciscano argentino, político destacado durante la Revolución de Mayo y las siguientes décadas de historia de este país.

ARGENTINA.- Tuvo la predilección por los seudónimos con “Doña”. En el “Desengañador Gauchipolitico” del 5 de agosto de 1820 firmaba un Comunicado como “Doña viuda de la Patria” y en distintas oportunidades lo hizo con “”Doña Aburrida de Ingratos”, “Doña a Veces me Falta la Paciencia”, “Doña Detesta Niños”, “Doña Honesta Recreación, “Doña Lección no Interrumpida”, “Doña Estense los Cristos Quedos” o “Doña Mejor Jugador no Debe Quedar sin Cartas”.

El 12 de agosto de 1820 desde el «El Despertador Teofilantrópico», el único periódico que cuenta de la solitaria muerte del General, Manuel Belgrano, se responde  a la carta en verso firmada por una «Gaucha de Morón», protestando por la muerte en solitario de Belgrano. La carta con fecha 31 de julio, es realidad uno de los seudónimos de Fray Francisco de Paula Castañeda, director del diario.

«Señora de Morón, si mis escritos
a Usía le parecen tan bonitos,
más bonita es para mí en Usía
ésa su generosidad y bizarría.

Las causas de olvidarnos de Belgrano
son muy justificadas en lo humano,
y a referirlas voy, según las veo.
Las tropas en campaña… y en rodeo
de la ciudad; los cívicos a una
custodiando los bienes y fortuna
de los propios, y extraños…; su excelencia
auxilios procurando en diligencia
para que de una vez se ausente, o muera
con su López y Alvear el ñor Carrera
verdugo por renombre y apellido,
y verdugo también porque lo ha sido.

El gacetero, en fin con boletines
tan ocupado está por los cuatrines,
que no es dable nos ponga de su mano
si es vivo o muerto el general Belgrano.

Mas día llegará, y es mi consuelo,
que gozándose paz en nuestro suelo,
la patria, su gobierno y su excelencia
demostrarán con hechos que la ausencia
del general Belgrano es tan sensible
como el volver a verle es imposible.
Y en su honor y memoria un monumento
suntuoso elevarán por complemento
que publique a la faz de la nación
del amor de la patria el galardón.

El gacetero entonces, cual debía,
del héroe nos pondrá la biografía
en la ministerial, o de otro modo
para que la conozca el mundo todo;
y una vez en cada año, con canciones
de tan heroica vida, las acciones
recordará enlutado el Sud-indiano,
al pie del monumento de Belgrano.

A Dios, señora Gaucha, a Dios señora,
todo me ofrezco a Usía en buena hora,
y en cualquiera ocasión bien puede Usía
ocupar mi respeto y cortesía.

El Teofilantrópico»

Fuente:  Asociación Belgraniana de Morón

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar