Locales

Policía de Salta: Operaciones mediáticas demuestran que la cadena de mando está rota y no se reconoce la autoridad del ministro de Seguridad

Las Redes sociales muestran el malestar palpitante dentro de la Policía de Salta donde ya se posicionan figuras como supuestos nuevos Jefes de la Fuerza. Es una demostración de que se ha perdido la autoridad del ministerio y de la cúpula policial.

SALTA-POR REDACCIÓN.- El estado deliberativo en la Policía de Salta continúa latente y la aparente calma sólo se debe a que el personal está consciente de la gravedad del momento y ha puesto la vocación de servicio por encima de las necesidades y ultraje que sufren de parte de la jefatura y el ministerio de Seguridad.

En las Redes sociales desde el mes de marzo circulan cada tanto videos o “fliyer” invitando al acuartelamiento, medida que no se toma porque los jefes intermedios están calmando los ánimos mientras conversan con las autoridades sin logros efectivos.

Así es como en las últimas horas ha trascendido la foto y la supuesta noticia de que el Comisario Emilio Albornoz reemplazaría a la jefa, Norma Morales. Fuentes cercanas consultadas desmintieron esta especie afirmando que se trataría de una de las tantas operaciones detrás de la cual estaría Ángel Sarmiento, ex funcionario provincial del Servicio Penitenciario e integrante de la Corriente Belgraniana del peronismo salteño, con apetencias de llegar a los sillones del ministerio que hoy todavía ocupa Juan Manuel Pulleiro.

Comisario Emilio Albornoz, mencionado como supuesto reemplazo de la jefa de Policía, Norma Morales. Estas publicaciones demuestran que ya no se reconoce el mando en la Fuerza.

La única realidad es la cada vez mayor distancia entre los efectivos y su jefatura, además del vacío de autoridad en que se mantiene el ministro de Seguridad y sus funcionarios quienes ya no son reconocidos por la Fuerza.

 

La imagen puede contener: Ernesto Bisceglia, de pie, cielo y exterior

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar