Locales

Histórico #17deOctubre: Salta marcó el inicio del tiempo del “Peronismo Tecnológico”

Con una “Movilización virtual”, la provincia de Salta se adelantó en tiempo, forma y contenido a los actos con que el peronismo nacional celebrará hoy el #17deOctubre.

SALTA-POR REDACCIÓN.- Cuando se cuente la historia de los inicios de la #NuevaNormalidad y se investigue cómo ocurrió la transformación política en la provincia de Salta, la historia dirá que el gobierno de signo peronista de Gustavo Sáenz se adelantó a los tiempos y modificó la tradicional agenda de la concentración multitudinaria y la exposición de cuadros dirigentes, por una aséptica y prolija convocatoria virtual.

Sin el humo de parrillas fabricando choripanes, la convocatoria para conmemorar el 17 de Octubre del 2020, no fue sin embargo, menos emotiva ni participativa de lo que hubiera sido una presencial.

El “estrado” fue dominado por una cámara que transmitió el mensaje del flamante Presidente de la Comisión de Acción Política (CAP), el CNP, Pablo Outes a una multitud estimada de unos 5.000 asistentes virtuales que siguieron el evento desde sus casas o lugares con el mismo entusiasmo que caracteriza al fervor peronista: banderas, íconos partidarios, redoblantes y ese frenesí popular que ni el COVID-19 ha podido disminuir.

Un nuevo tiempo

Hay, sin embargo, que rescatar el significado de este evento singular. Primero, que fue generado desde el seno del propio Partido Justicialista a través de la nueva CAP, desmarcando así al gobierno. Con esto, el PJ de Salta retorna al sendero de recuperar su identidad como fuerza política y no como apéndice gubernamental.

Luego, que por primera vez quien se dirige a los “Compañeros” no es un gobernador sino un militante consagrado por las bases en el cargo que ocupa en el PJ. El hecho de que Pablo Outes haya sido el titular de la arenga le devuelve al peronismo ese sentido de militancia que la presidencia de gobernadores le había arrebatado.

Esto no es menor, porque antes los mandatarios salteños se aprovechaban de la presidencia del PJ para hacer política con el Partido. Ahora el gobernador hace política y los demás militan en busca de recuperar esa identidad.

En tercer lugar está el hecho de que por primera vez el peronismo se vuelve tecnológico recuperando el hilo de relación “Dirigente-Militante” de manera directa. A través de la tecnología, el dirigente ingresa en la casa, en la habitación, en el teléfono del militante. El mensaje es el mismo, el sentimiento también, pero cambió el modo de vincularse.

Mientras el peronismo nacional todavía debe echar mano de la movilización a modo rebaño violando protocolos sanitarios, en Salta se moviliza virtualmente. No es poca cosa.

Por fin, está la consolidación dentro del PJ de una nueva dirigencia y dentro de ésta del perfil de liderazgo que encarna Pablo Outes, reconocido por las bases como un indiscutido portador de la “Buena Nueva” –si se permite la analogía- de un recambio dirigencial y procedimental.

Y ¿por qué “reconocido por las bases?, porque la consagración de Outes como Presidente de la CAP fue resultado de voto de los congresales que representaban a los afiliados, hecho también inédito en las últimas décadas dentro del PJ. Esto marca la diferencia –como supimos decirlo- con la vieja dirigencia (Godoy, Kosiner, López Arias, etc.) que tienen títulos legales pero no legítimos.

En su discurso, Outes expresó claramente que: “Vienen tiempos de un peronismo mucho más participativo, mucho más activo y actualizado y discutiendo los temas reales que importan a la provincia y que nos llevarán a recuperar los espacios que se han perdido para el partido”.

No hace falta decir más nada.-

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar