ArtículosLocales

Enroque: ¿Mario Cuenca por Antonio Hucena?

La tensión entre el gobernador y los intendentes nerviosos por las denuncias y destituciones, se habría cobrado la primera víctima: Mario Cuenca quien sería reemplazado por un hábil operador: Antonio Hucena.

SALTA-POR REDACCIÓN.- El ex intendente de Campo Santo, Mario Cuenca, de anda cansino y tonos lentos de voz pero más rápido que Meteoro a la hora de cobrar, sobre todo doble sueldo, se convirtió en una figura incómoda para el oficialismo en medio de los tironeros entre los intendentes que formaron una suerte de “Corpo” en torno al Foro que los agrupa y el Gobierno.

El tiempo como intendente de Campo Santo más los años como presidente del Foro, le dieron a Cuenca una suerte de paternalismo, ya que obviamente conocía los manejos y desmanejos de todos y cada uno. Una vez nombrado como Secretario del Interior al iniciarse la gestión de Gustavo Sáenz, el dicho Cuenca comenzó a operar entre los intendentes, incluso con expresiones poco felices para referirse a algunos de ellos y en otros casos con silencios que pesaban más que una denuncia. Y hablando de denuncia, precisamente Cuenca se vio complicado con una que lo sindicaba como “operador de obras”, redireccionando  a los municipios amigos, particularmente Lajitas y Vaqueros, según se mencionara en la denuncia.

Chau, chau, adiós

Esta denuncia más las sospechas de “lobby” con el presidente del Foro de Intendentes, Daniel Moreno, quien salió a defender lo indefendible con algunas expresiones que tocaron la sensibilidad del más alto nivel de Gobierno, terminaron haciendo rodar la cabeza de Cuenca en las consideraciones de ese nivel.

Al parecer, Cuenca sería reemplazado por Antonio Hucena, el oranense que viene precedido de la fama de ser uno de los más hábiles y eficaces operadores políticos. Hucena, además, es un articulador entre el gobierno y los legisladores, de manera que llenaría perfectamente el perfil necesario para contener a la “Corpo” de intendentes y navegar en los difíciles tiempos legislativos que se avecinan.

Claro, el único problema en todo esto sería que Mario Cuenca todavía no sabe que volvería a la paz de su querido Campo Santo.-  

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar