ArtículosLocales

Pulleiro gana la pulseada e impone el nuevo jefe de Policía: Las Redes sociales manifiestan el descontento de la Fuerza

En una jugada entre gallos y medianoche, el todavía ministro de Seguridad habría descabezado a la cúpula para poner jefes leales a él en un intento de mantenerse en el cargo. El descontento es creciente.

SALTA-REDACCIÓN. Un ministro tambaleante una situación de inquietud creciente dentro de la Policía de Salta se ven ahora ingresando en un nuevo capítulo de un drama donde la ineptitud se ha cobrado el precio de varias vidas de los servidores de azul.

Tal como planteáramos en la nota donde se consideraba que si el ministro Juan Manuel Pulleiro no renunciaba se avecinaba una crisis en la Institución policial, puertas adentro del ministerio el descontento policial ya ocupa un sillón más, es decir, está instalado.

En la última semana el desgaste ya indisimulable de la figura de Pulleiro lo llevó a jugar cartas desesperadas para conservarse en el cargo. El ministro sabe que pedalea en el aire, la distancia con el secretario de Seguridad, Benjamín Cruz es absoluta y la Fuerza policial pide a gritos su reemplazo. Así es que Pulleiro habría preparado una cúpula con jefes que le responden conformada a espaldas del propio gobernador, Gustavo Sáenz a quien le habría disgustado el proceder del todavía ministro. Quizás una prueba de esto sea que el gobernador le pidiera a la ahora ex jefa, Norma Morales, que continúe un año más en el cargo.

El elegido por Pulleiro para reemplazar a Morales es José Ibarra, cuyo nombre ha provocado urticaria en los policías quienes en las Redes sociales lo acusan de severísimos cargos. En la subjefatura lo acompañará una mujer, Adriana Herrera.

Una fuente consultada de los grados mayores de la Policía de Salta confió que “Este nombramiento que hace Pulleiro lo aleja del todo de los cuadros y es apagar el incendio con nafta”.

En los hechos, Pulleiro ha ganado esta partida imponiendo el jefe y la cúpula que armó, dejando de lado por ahora a quienes aspiran a ocupar el cargo de ministro.

Por ahora, Pulleiro, gana esta mano y su permanencia dependerá de cómo se comporte hacia adelante;  el hombre siempre es posible de corrección, pueden cambiar el rumbo y reconquistar a la Fuerza. Aunque la soberbia siempre es una mala tarjeta de presentación.-

 

,

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar