ArtículosLocales

Sergio Leavy, ese “pobre tipo”

El dirigente del PV local, Sergio Leavy confirmó que muchos “representantes” del pueblo en realidad juegan intereses propios en lugar de luchar por los problemas de la gente.

SALTA-JUAN IGNACIO ESCRIVÁ.- Una cosa son los hechos de la política y otra los actos. El aborto es un hecho político del cual se puede discutir su oportunidad, su necesidad y hasta su validación moral. Pero son los hombres los que generan los actos políticos como un resultado de sus decisiones voluntarias.

Los actos están regidos por la razón y responden a principios fundamentales que constituyen la esencia de una persona. Los principios son categorías que obran como la estructura que sostiene un edificio. Una estructura mal hecha echa por tierra la construcción al primer cimbronazo.

Lo de Serio Leavy al cambiar su voto en la cuestión del aborto es un caso paradigmático de un individuo venal, permeable a las presiones (un término que podría incluir desde falta de carácter hasta pago dinerario), un personaje volátil que confirma el hecho de que los que obran como él son poco o nada confiables.

Porque en el caso del aborto no se jugaba un destino material o una pulseada impositiva como pudo ser la tensión de la famosa “125”, sino que estaba en juego una cuestión de principios morales y espirituales también.

Con su voto, Leavy ha mancillado el sentir de un pueblo mayoritariamente defensor de la vida y ha dejado expuesta la calaña de los dirigentes. En suma, ha traicionado a quienes lo votaron pensando en su voto negativo anterior y ha contribuido a sumar desprestigio a la clase dirigente.

Cuando un hombre no tiene convicciones, no es un hombre. No es más que eso que la calle llama “Un pobre tipo”.-  

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar