ArtículosLocales

Adiós a Juan Carlos Fiorillo

Cultor del folclore, fue un incansable trabajador de la cultura popular.

SALTA-POR ERNESTO BISCEGLIA.- Un tiempo ingrato en que hemos visto partir a tantos amigos. Cada uno que se va representa páginas de la historia particular. Recuerdos de aquellos años en que el mundo era más bueno, la vida más tranquila y los sueños parecían posibles.

La memoria guardará los recuerdos de tardes desgranando historia, filosofía, música y política entre sus libros en la calle Alvarado, al lado de la Florería que atendía de rato en rato.

El intercambio de saberes que iban aquilitando ese reservorio que llamamos cultura. Porque Juan Carlos Fiorillo era la cultura misma. No había tema que le fuera esquivo ni desconocido; su persona resumía aquella sentencia de Terencio: «Nada de lo humano me es ajeno».

Coincidimos en algunos congresos internacionales donde hacía gala de sus conocimientos de idioma y de saber universal, casi emulando a San Pablo en su decir: «Me hice todo con todos». Había llegado a esa cima donde la cultura convierte a una persona es universal, precisamente.

Su currículum es tan vasto que excedería este mezquino espacio. Además, los hechos hablan de los hombres y su trayectoria es suficiente Diploma que de Juan Carlos pasó por la vida sembrando todas esas semillas que portaba en su imaginación, repartiendo saber, gratuitamente y siempre generoso, como fue él.

Hasta el próximo mate.-

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar