ArtículosLocales

Por qué Washington y Belgrano consideraban nefasto para la democracia un tercer periodo de mandato

El Padre de la democracia norteamericana y el General Manuel Belgrano, coincidían en que tres periodos en un cargo resultaban un agravio a la Constitución y un peligro para el sistema democrático.  

SALTA-POR ERNESTO BISCEGLIA.- El día 2 de febrero de 1813, días antes de la Batalla de Salta, estacionado con su ejército a orillas del Río Pasaje, el General Manuel Belgrano  firma el prólogo a su traducción de la «Despedida al pueblo de los Estados Unidos» de George Washington.

En el fin de perfeccionar su cultura sobre la democracia, Belgrano traduce al castellano la pieza escrita por Washington que efectúa con la ayuda de su médico personal, Joseph Redhead.

En 1805 llegó a manos de Belgrano un pequeño librito, cuando tenía 35 años y ocupaba el cargo de secretario en el Consulado de Buenos Aires “Despedida de Washington al pueblo de los Estados Unidos”, donde el patriota norteamericano detalla su acción de gobierno y deja consejos sobre el manejo pulcro y transparente de la cosa pública. Habla de la necesidad de tener una diplomacia de alto perfil y de continuar el espíritu de país potencia con que habían concebido a esa nación.

Precisamente, en este punto es donde señala Washington la inconveniencia de pensar “en perpetuarse en el poder”.

Agrega Washington también que: “Importa igualmente que los hombres encargados del gobierno de un país libre limiten su acción a las respectivas esferas constitucionales, evitando que en el ejercicio de los poderes ningún departamento usurpe las funciones de otro”, léase, el Ejecutivo no debe incidir ni en el Legislativo y mucho menos en el judicial.

Y también dice: “El espíritu de usurpación tiende a concertar los poderes en uno solo, y crea de tal modo un verdadero despotismo, sea cual fuere la forma de gobierno.”

Este es el punto donde ambos líderes coinciden en que se debe respetar la Constitución, “no porque sea mala o buena, sino porque es la Constitución”, señala el norteamericano.

Para concluir en que: “ Jamás debe hacerse la reforma por medios ilegales, ni por usurpaciones que aunque pretendan el bien, destruyen a los gobiernos y causan el mal permanente de su ejemplo, superior a cualquier parcial o pasajero beneficio que reporten.”

Acto de grandeza

A pesar del enorme prestigio de que gozaba Washington entre sus conciudadanos que querían postularlo para un tercer mandato, decide renunciar a ese honor y apartarse en beneficio de la democracia ya que veía en la perpetuación en el poder la ruina de la persona y del sistema.

La mayoría de los presidentes siguieron el ejemplo de Washington, de apartarse del gobierno luego de dos mandatos. A Ulysses Grant no le fue bien con el intento de volver para un tercer mandato en 1880 y a Theodoro Roosevelt tampoco, cuando intentó hacerlo por tercera vez en 1912.

Su pariente, Franklin Delano Roosevelt lo consiguió, producto de la incertidumbre creada por la Segunda Guerra Mundial. Después de este último gobierno, se introdujo la 22ª enmienda que formalizó la regla: No debe haber un tercer periodo para nadie.-

Para leer «Despedida de Washington al pueblo de los Estados Unidos»  diríjase al siguiente link: http://www.tecsima.com.ar/facebook/DISCURSO_DE_GEORGE_WASHINGTON…pdf

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar