Artículos

Razones monárquicas de los colores de la Bandera Argentina: Una hipótesis  sobre el origen de los colores.

En la jornada del 27 de Febrero de 1812, el General Manuel Belgrano desplegó por primera vez el paño celeste y blanco que luego se convertiría en la Enseña nacional de los argentinos. ¿Por qué fueron elegidos estos colores?

SALTA-POR ERNESTO BISCEGLIA.- El hecho histórico es en sí mayormente conocido. El 27 de Febrero de 1812, luego de establecidas dos baterías en ambas márgenes del Río Paraná bajo el nombre de “Libertad” e “Independencia”, el General Manuel Belgrano mandó izar una Bandera concebida por él mismo. Según la tradición, la novel enseña fue producto de las manos de una vecina de la entonces llamada Villa del Rosario –Actual ciudad de Rosario-, María Catalina Echevarría de Vidal[1].

Ahora bien, al margen de la discusión sobre las franjas y los tonos que compusieron aquella primera Bandera, quizás la pregunta más de fondo sea ¿Por qué elegiría Manuel Belgrano el azul-celeste y el blanco?

La tradición escolar más antigua y reconocida habla de que el Prócer alguna vez mirando desde una ventana la composición de nubes en el fondo de un cielo celeste se inspiró en ese cuadro, o bien, que por su devoción mariana quiso volcar los colores del manto de la Virgen en una Bandera.

La simpleza de estos argumentos no resiste mayor análisis, ya que siendo Belgrano el espíritu más lúcido del siglo XIX, un hombre de calificado pensamiento político, bien se daba cuenta de que se trataba de un símbolo –con todo lo que ello significa- de manera que aquella enseña debía de contener un mensaje.

Los colores de la Bandera ya habían sido utilizados en las jornadas previas al 25 de Mayo de 1810 por los “chisperos”, como llamaban los españoles a los criollos levantiscos que conspiraba contra el orden real. Tales serían pues, los colores de la Casa Real de los Borbones.

Fernando VII, luciendo la banda con los colores de la Casa de Borbón

Belgrano, un monárquico convencido

Manuel Belgrano fue todo menos un republicano, jamás pasó por su mente convertirse en un jacobino a la criolla como lo fue Mariano Moreno, por ejemplo. Fue un auténtico y convencido monárquico… ¿Pero cómo se entiende entonces que un Prócer de la talla de Belgrano luchara contra una monarquía para imponer otra?

Una especulación no resuelta

La inspiración monárquica de Belgrano podría encontrarse en la lectura de una de las obras menores de Dante Alighieri –autor de la Divina Comedia-, titulada “De Monarchia”, donde el poeta florentino trata de la razón por la cual el imperio -la monarquía- era el mejor de los gobiernos para los pueblos.

Tres razones abonaba Alighieri para sostener tal aserto: La expresión más completa del ideal político y de la superioridad orgánica y espiritual de la ciudad terrena había sido el Imperio de Augusto. El mundo unificado bajo el mando de un monarca a remedo del orden espiritual que representaba el Papa en la Iglesia de Cristo.

Para comprender mejor este punto hay que bucear en la personalidad mística de Manuel Belgrano, sus lecturas en Europa y su conciencia de que algo superior se ordenaba sobre sus campañas.

Pensemos que Belgrano obtuvo del Papa Pío VI la autorización para leer los libros prohibidos por la Iglesia, además de haber publicado de su propio pecunio la obra del jesuita chileno expulso, Manuel Lacunza, “La Segunda Venida del Mesías en Gloria y Majestad”, obra prohibida por la Santa Inquisición, que seguramente serán materia de otro escrito.

Luego, Alighieri justifica de manera jurídica la conveniencia de un Imperio por gobierno, pues en Roma nace el Derecho que ordena la vida de los pueblos, dicho muy sucintamente, claro.

Finalmente, el italiano justifica el gobierno imperial en una razón teológica, que siendo Cristo hijo de Dios y como tal pudiendo haber venido al mundo en cualquier época de la historia y en cualquier parte del orbe, elige nacer en tiempos del apogeo romano aceptando morir bajo la ley romana, donde se interpretaba que para Dios, éste era el mejor gobierno.

¿Leyó Belgrano a Dante Alighieri?

Diría el Dr. Félix Luna cuando le planteáramos esta hipótesis que la misma podía constituir una “Laguna de la Historia”, pero que “al tener lógica, merece discutirse y estudiarse”. Nada demuestra el contacto de Manuel Belgrano con la obra del Alighieri. Ni siquiera Bartolomé Mitre, biógrafo de Belgrano y traductor de la “Divina Comedia” lo menciona.

No obstante, un hombre descendiente de italianos, que hablaba varios idiomas, de tan profundo conocimiento clásico, resulta imposible pensar que no haya tenido contacto con una de las cumbres de la literatura universal como la obra de Dante Alighieri.

En resumen, siempre por vía de hipótesis, sería lógico concluir que la Bandera Argentina tiene sus orígenes en el pensamiento monárquico de su creador, que hasta las últimas instancias, en la sesión secreta del 6 de Julio de 1816, propuso para las Provincias Unidas del Río de la Plata una monarquía de tono parlamentario en base a un descendiente de los Incas.

 

Citas:

[1] María Catalina Echevarría, huérfana desde temprana edad es adoptada por Don Pedro Tuella y su familia, quienes la educan como si fuese su propia hija. Manuel Belgrano la conoce al visitar su casa cuando llega a la “Villa del Rosario” de paso para hacerse cargo del Ejército del Norte, hospedándose allí. Anastasio, hermano de María Catalina tenía una amistad con Belgrano.

La posición estratégica de la casa de los Tuella le permitía a Belgrano observar desde allí las tareas de fortificación que mandara a construir en la barranca y en la isla fronteriza.

Belgrano le encarga a María Catalina la confección de una Enseña para izar al momento de inaugurar las baterías, y ella tomando telas de la tienda de sus padres confecciona la que sería la primera Bandera nacional.

María Catalina Echevarría de Vidal se trasladaría luego a San Lorenzo, a una casa de su propiedad que estaba cercana al histórico Convento de San Carlos, falleciendo en esa ciudad el 18 de julio de 1866. Sus restos descansan en dicho Convento.

 

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar