ArtículosLa CalderaLocales

El problema del agua demuestra que la dirigencia de La Caldera tiene los pies de barro

El Departamento de La Caldera posee una Cuenca de incalculable valor, tanto estratégico como económico, que es la Cuenca del Mojotoro. Sin embargo, sus habitantes no tienen agua y no saben cuándo la tendrán mientras emprendimientos privados la consiguen fácilmente.

SALTA-REDACCIÓN.- El agua, elemento primordial para el bienestar individual y familiar, es materia fundante del progreso social. Los municipios se han convertido en importantes usuarios institucionales del recurso y aquellos que administran cuencas o usan ríos han adquirido un protagonismo particular.

La Declaración de Dublín sobre el Agua y el Desarrollo Sostenible, adoptada en la Conferencia Internacional sobre el Agua y el Medio Ambiente “El Desarrollo en la Perspectiva del Siglo XXI”, se define al agua como “Un recurso finito y vulnerable, esencial para sostener la vida, el desarrollo y el medio ambiente”. De allí que las políticas públicas sobre esta materia son las más valoradas en municipios donde sus autoridades entienden la gravedad de la cuestión y lo necesario que es dotar primero a los vecinos del agua por tratarse hoy de un recurso estratégico.

Por qué es un recurso estratégico

Porque a la importancia que tiene el agua en la higiene que es un indicador de progreso, en la comida, en el riego, etc., ahora el agua  cotiza en bolsa en los mercados a futuro de Estados Unidos y su precio está fijado por la combinación de volumen y disponibilidad.

Para decirlo más llano, al ser cotizable el agua, una vivienda modificará sustancialmente su precio si tiene acceso directo al agua o no. Lo mismo pasará con un campo, y así. Hoy el agua tiene precio, siendo que es invaluable. Una paradoja.

 

El estratégico valor de la Cuenca del Mojotoro

El Departamento de La Caldera posee una Cuenca de incalculable valor, tanto estratégico como económico, que es la Cuenca del Mojotoro.

Por tal hay que comprender  la que forman todos los ríos y arroyos en los 1.000 Km2 que tiene el Departamento de La Caldera: Rio Castellanos, Río Vaqueros, Río La Caldera, Rio Yacones, Río Potrero de Castilla, Santa Rufina, San Alejo y todas las nacientes de los cerros de las nacientes del Noroeste del Valle de Lerma que vierten sus aguas en la Cuenca del Mojotoro y que después desembocan en el Río San Francisco y terminan en el Río Bermejo.

Esas corrientes se infiltran en las galerías naturales subterráneas y llenan los acuíferos de los cuales luego la empresa Aguas del Norte toma para abastecer a la zona de Ciudad del Milagro, Barrio Belgrano, Pereyra Rosas, Ciudad Judicial, Barrio Huaico y Mirasoles.

La zona norte de la Ciudad de Salta toma el agua de una gran cisterna que está frente al Hotel El  Huaico que se provee del agua que proviene del Acueducto Campo Alegre, siendo éstas aguas superficiales.

La falta de una gestión integrada ha llevado a que el Departamento de La Caldera siendo proveedor de agua –y aire- sin embargo sus pobladores no tengan agua.

Es decir, nunca se ha previsto un aprovechamiento racional del agua de esta cuenca hidrológica.

 

La Gestión Integrada

Una gestión municipal que tenga una eficaz planificación territorial y no vea sólo la oportunidad de negocios particulares, tendrá un enfoque integrado que concilia el desarrollo económico y social junto a la protección de los ecosistemas naturales.

En la Conferencia de Río (1992) se declaró que los municipios deben hacer una “integración de los recursos hídricos, basada en que el agua es parte integrante del ecosistema, de que es un recurso natural y un bien social”.

Esta última concepción del agua como bien social parece no haber estado clara en la política ambiental del Departamento de La Caldera, porque como se ve, se privilegia el dinero privado frente a la necesidad pública.

 

La paciencia se ha terminado

La falta de políticas coherentes e integradas y orientadas a buscar el bien común de los pobladores ha colmado la paciencia de los vecinos que cansados de las recurrentes promesas en tiempos de campaña han decidido comenzar a manifestarse públicamente.

Hoy, los carteles prometiendo lo que nunca llegó son testigos mudos del fracaso de una gestión que parece continuar pensando que la política es asistencialismo.

La primera “Marcha por el Agua” se realizará el próximo sábado 17 de julio de 2021 a hs 9.30 y partirá desde la plaza principal Roberto Romero de Vaqueros.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Cerrar
Cerrar